Para fomentar la devoción a San Judas Tadeo, "Patrón de los Casos Difíciles," y proveer fondos para la educación y formación de estudiantes dignos para el Sacerdocio y la Hermandad Dominica.

Símbolos

Las imagenes y pinturas de San Judas y de la mayoría de otros santos, se muestran sosteniendo un objeto o un instrumento cuyo propósito es informar quien es el Santo y lo que él o ella hizo para ganar su lugar en el cielo. Estos objetos identifican a los Santos con sus fieles, quienes le rezan a ellos para obtener una respuesta a sus peticiones o a las intenciones de la Novena.

De esta manera se pueden identificar casi todos los Apóstoles y los Santos. Naturalmente, los Santos más conocidos son más fáciles de identificar: San Pedro con las llaves del Reino; San Sebastián con las flechas; Santa Lucia con los ojos en un plato; el gigante San Cristóbal con el niño Jesús en su hombro. Sin embargo, cuando se trata de nuestro santo patrón, San Judas, las imágenes son más complicadas. Generalmente se muestra con los atributos que se le relacionan con su vida y muerte, así como algunos objetos que se le han agregado durante los primeros siglos del cristianismo, debido a la leyenda de San Judas y el Manto de Edesa y el símbolo del descenso del Espíritu Santo sobre los apóstoles en Pentecostés.

Consulte el artículo de símbolos e iconografía de San Judas, escrito por el Padre Allen Duston, O.P., Director del Santuario:

El Simbolismo de San Judas:

Los símbolos asociados con San Judas se pueden categorizar en cinco grupos generales:

      1. La Imagen de Edessa (imagen, manto, medalla, mandylion)
    2. La Lengua de Fuego
    3. El Instrumento del Martirio
    4. Símbolos haciendo Referencia al Trabajo de San Judas
    5. Símbolos haciendo Referencia al Envangelio

1. La Imagen de Edessa (imagen, manto, medalla, mandylion):

La imagen de San Judas de nuestro Santuario, al igual que muchas representaciones de San Judas, lo muestran sosteniendo una imagen de Jesus en su pecho (El Santo Mandylion).   Esta es una impresion del rostro de Jesus. Según los escritos de Eusebio (el padre historiador de la Iglesia) del siglo III, durante el reinado de Abgar, rey de Edesa (Turquía moderna en la actualidad, cerca de Siria), la noticia de las sanaciones de Jesús se extendió hacia el norte. El rey estaba afligido con una enfermedad grave (algunos dicen que era lepra), y envió a un mensajero rogando a Jesús que viniera a curarlo. Nuestro Señor le brindó esperanza al rey al mandarle a decir que enviaría a alguien para ayudar al rey en su sufrimiento. Fue San Judas quien trajo un paño con el rostro de Jesús al rey y lo curó. El rey escuchó la elocuente presentación del Evangelio por San Judas, y el rey y muchos de sus súbditos fueron convertidos. Después de establecer la Iglesia en Edesa, San Judas viajó por Armenia y partes del Cercano Oriente predicando el Evangelio. Finalmente, fue martirizado por la fe. Los hechos de esta tradición sugieren que el Mandylion de San Judas, junto con el Sudario de Turín contienen las primeras representaciones conocidas de Jesús.

2. La Lengua de Fuego:

San Judas a menudo es representado con una lengua de fuego sobre su cabeza. Esta llama representa la llegada y el recibimiento del Espíritu Santo en Pentecostés, y lo indica como uno de los doce apóstoles en el aposento alto.

3. El Instrumento del Martirio:

Desde tan temprano como el Siglo V, en una pintura en el portal de San Pablo, en Roma, San Judas ha sido representado empuñando un palo o alabarda (similar a un hacha). Según la tradición se dice que fue golpeado o mutilado a muerte en Persia, y se cree que la alabarda es la señal de ese evento.

4. Símbolos haciendo Referencia al Trabajo de San Judas:

Parece que a San Judas le ha sido dado el privilegio de poder ayudar a quienes más lo necesitan. Según la tradición, después de haber sufrido el martirio, los peregrinos llegaban a su tumba para orar y muchos de ellos experimentaron las intercesiones poderosas de San Judas; por eso el título de 'El Santo de los casos Difíciles y Desesperados'. Santa Brígida de Suecia y San Bernardo tuvieron visiones de Dios pidiendo a cada uno aceptar a San Judas como 'el Santo Patrón de lo Imposible'. La Orden de Predicadores (los Dominicos) comenzó a trabajar en donde hoy se llama Armenia, poco después de la fundación de la orden en 1216. Había allí en esa área y en aquel momento, una considerable devoción a San Judas de parte de católicos y ortodoxos del área. [Wikipedia].

Los símbolos de un ancla, remo, barco, nave, bichero y regla de carpintero, parecen ser referencias a viajes hechos en el nombre de Cristo, esparciendo esperanza, y tal vez debido a la profesión de San Judas de reparador de barcos y pescador. También es posible que la regla del carpintero sea una referencia a San Judas por ser un pariente de los carpinteros San José y Jesucristo. Sea cual sea el origen de estos símbolos, para muchos, ahora traen a la mente a San Judas y su poderosa intercesión por nosotros ante Cristo. El símbolo del ancla es particularmente apto porque el anclaje es también el símbolo de la virtud teológica de la esperanza. El símbolo del ancla aparece en el logo de nuestro santuario.

~ Santuario de San Judas, Iglesia de Santo Domingo, San Francisco, CA

5. Símbolos refiriéndose al Evangelio

En la Epístola de San Judas, el autor mismo se hace llamar “Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago.” “Siervo de Jesucristo” significa “Ministro apostólico o trabajador.” “Hermano de Santiago” le indica como el hermano de Santiago, quien era muy conocido por los cristianos hebreos, para quienes la epístola San Judas fue escrita. Este Santiago será identificado como el Obispo de la Iglesia de Jerusalén (hechos 15:13; 21:18), referido por San Pablo como “el hermano del Señor” (Gálatas 1:19), quien fue el autor de la epístola católica de Santiago. Y es considerado entre los intérpretes católicos como el Apóstol Santiago, el hijo de Alfeo (Santiago el menor). Esta última identificación, sin embargo, aunque no es evidente, y desde un punto de vista crítico, parece fuera de toda duda. Muchos comentaristas católicos identifican a Judas como “el hermano de Santiago” (Lucas 6:16 y hechos 1:13) — también llamado Tadeo (Mateo 10:3: Marcos 3:18) — refiere la expresión al hecho de que su hermano Santiago era más conocido que él, en la Iglesia primitiva. Este punto de vista fuertemente es confirmado por el título “el hermano de Santiago” como se señala Judas a sí mismo en su epístola. Si esta identificación se demuestra, está claro que Judas, el autor de la epístola, fue contado entre los doce apóstoles. Esta opinión es la más probable. Más allá de esto no encontramos ninguna información relativa a Judas en el nuevo testamento, excepto que los “hermanos” del Señor, entre quienes Judas fue incluido, eran conocidos por los Gálatas y los Corintios; también que varios de ellos estaban casados y que no completamente creyeron en Cristo hasta después de la Resurrección (1 de Corintios 9:5; Gálatas 1:10; Juan 7:3-5; Hechos 1:14).

Fuente: Enciclopedia católica

P.O. Box 15368, 2390 Bush Street, San Francisco, CA 94115-0368
tel 415.931.5919 fax 415.593.0350 info@stjude-shrine.org